Principios de los Diálogos para una Cultura Cívica

1. Respeto, empatía y apertura: consiste en la demostración de respeto de las ideas expuestas, posturas y principios, así como empatía y apertura a los diferentes puntos de vista expresados por los participantes en los Diálogos; parte central de este principio es el respeto a las reglas propias de un diálogo democrático (definición de temas, tiempos y resultados).

2. Transparencia: se refiere a que los actores se conducirán con autenticidad, evitando los secretos y las agendas ocultas.

3. Verdad: que la generación y el intercambio de ideas se haga con base en información certera, completa y precisa, para lograr una interlocución clara que facilite el debate y generar, en la medida de lo posible, intercambios y/o acuerdos fundamentados en el conocimiento compartido.

4. Aprendizaje: se trata de indagar y hacer preguntas, no sólo para promover los objetivos propios, sino también para comprender mejor las ideas, las posturas y los principios de los demás actores; el diálogo debe estar animado por un interés en el aprendizaje colectivo (no sólo de una persona o grupo) y colaborativo (resultado de las contribuciones de todos los que acudan al diálogo y participen en él).

5. Inclusión: se refiere a la forma de reunir en el diálogo a todos aquellos actores que puedan ser parte de un problema y/o solución de un conflicto; la inclusión es especialmente importante en contextos donde ha habido exclusión, ya que el proceso de diálogo permitirá dar voz a aquellos actores que normalmente no son considerados en procesos de toma de decisiones; además, la inclusión abre la puerta a la participación equitativa y efectiva de todos los actores.

6. Apropiación compartida: el punto de partida de los Diálogos es que los actores consideran que éstos son una actividad significativa y genuina para participar, dialogar y debatir en torno al análisis de un problema y/o solución de un conflicto común.

7. Tolerancia: es el derecho de cada individuo a tener sus propias convicciones y aceptar el disenso según las reglas del juego democrático, bajo criterios de reciprocidad (al ser tolerantes, esperamos ser tolerados) y practicar la convivencia pacífica.

8. Flexibilidad: se refiere al desarrollo de la capacidad para adaptarse a las diversas circunstancias, mecanismos de trabajo y cambios generados durante el diálogo.

9. Equidad: todos los integrantes de la mesa tienen la misma oportunidad para exponer sus puntos de vista y ser escuchados con respeto y atención.

10. Construcción de acuerdos: se entiende como una forma de diálogo que conduce a encuentros para identificar coincidencias y puntos en común acerca del tema o problema tratado, buscando, en la medida de lo posible, condiciones y acuerdos que incluyan las diferentes posiciones y en los que todos los participantes se vean reflejados.